top of page
  • Foto del escritorSusana von der Heide

Pasión & Compasión para enfrentar la transformación digital Los dilemas que desafían al líder

Founder & Thinking Partner en VON DER HEIDE #HRinfluencersLatAm


A través de mis ondas cerebrales, logré hacer bailar a robots. Fue en Singularity University, donde viajé al futuro pero con los pies en tierra muy firme.

Fue una semana intensiva, a ritmo exponencial, donde la capacidad de metabolizar toda la información, por momentos flaqueaba.

Cuando los robots “bailaban” al son de mi pensamiento, tuve mi propia experiencia de complementación con la tecnología. Lejos de vivirlo como amenaza, lo disfruté y pude descubrir una tremenda oportunidad.

Confirmé que nuestro porvenir incluye la relación H2M: HUMAN TO MACHINE. Humanos y tecnología como si fuéramos dos en uno, poniendo lo mejor de cada lado. Humanos nutriéndose de lo mejor que ofrece la tecnología.

El humano y el robot son más inteligentes juntos, cuando se complementan

Inmediatamente sentí un irrefrenable entusiasmo por trasladar esa experiencia a otros dominios de mi vida y a la de otros. Compartí mis vivencias pero al hacerlo, escuché resistencia, miedo y escepticismo a mi alrededor.

Muchas veces resuena la palabra “tsunami” para describir “la furia del ritmo exponencial” que supone la transformación tecnológica, como si eso fuera desafiante o de alguna manera atractivo para todos por igual. Casi sin darnos cuenta de que quien se ahoga no disfruta.

¿Será que el cerebro humano metaboliza lento o nuestro sistema límbico busca protegerse de lo que percibe como amenaza?

¿Cómo no tener compasión por las resistencias y el miedo que, como humanos, nos invaden en esos momentos?

Así como la tecnología trae herramientas que cambian la gestión corporativa, las neurociencias aportan la comprensión del fenómeno humano más allá de las convenciones tradicionales.

La tensión entre la pasión y la compasión será un dilema a resolver por los líderes, dentro de los equipos, para enfrentar la transformación digital de esta época.

La compasión tiene un componente afectivo: el sentir, y otro cognitivo: el entender. La compasión no evita lo que va a pasar ni lo pretende. Es una manera de acompañar a QUIEN transita eso que pasa, aún cuando no se proponga cambiar su perspectiva.

Sin embargo, el líder en la era del ritmo exponencial no puede ponerse en piloto automático o esperar la respuesta adaptativa biológica e individual mientras el mundo avanza. El líder enfrenta el desafío de transformar y transformarse mientras avanza.

Se crean nuevos modelos de negocios y nuevas compañías. El líder debe responder nuevas preguntas.

La pasión, le otorga sentido al esfuerzo mientras acelera la evolución. Es el combustible para ser disruptivo, para triunfar y también para sobrevivir. La pasión es producto de nuestro mindset, que son las creencias que evitan la parálisis y convierten al miedo en capacidad de reacción y le da sentido al aprendizaje de lo nuevo.

El renacimiento de las compañías de cara a la digitalización tanto como la explosión de sus marcas no será consecuencia de poner en marcha procesos de mejora sino de reinventarse radicalmente.

Quien quiera para sí mismo un destino de transformación y progreso enfrentará la elección entre, ceder ante el “efecto elástico” que nos lleva a estadios anteriores dominados por el cerebro límbico, o tomar el riesgo de cargarse de pasión y, aún consciente de ello, reconstruir creencias para dar un salto al futuro.

¿Es el dilema que enfrenta el liderazgo de nuestro tiempo?
¿La tensión entre pasión y compasión equivale a la dicotomía entre evolución y statu quo?

¡El debate queda planteado!


"Mi mayor desafío es identificar y revelar “qué hacer” para traer el Futuro al Presente en el Mundo del Trabajo"
Susana von der Heide - President & Thinking Partner - VON DER HEIDE


16 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page