top of page
  • Foto del escritorMaría Eugenia Pistacchia

Liderazgo y Compromiso

Managing Director - Executive Search LATAM - Transformational Leadership - Innovation in Talent Acquisition and Human Resources


“Mantener al equipo comprometido” fue el mayor desafío que han manifestado los respondentes de una encuesta que realizamos como cierre de 2021.

En VDH hicimos doble click sobre esta respuesta para entender más profundamente qué es lo que está sucediendo.


A partir del diálogo generado con nuestros Clientes y Equipos sobre esta contundente afirmación, entendemos que no hay una única respuesta que la resuelva y menos aún una solución para este desafío. Sin embargo si podemos compartir algunas de las reflexiones más representativas que tuvimos oportunidad de recopilar.


La Pandemia no solo aceleró la digitalización sino otras tendencias que existían de manera previa: la falta de compromiso (disengagement) que advertíamos de manera creciente hizo eclosión . El compromiso con la organización, con el proyecto y con los equipos ya constituía un gran problema para los líderes y la gestión de personas. La medición del engagement a través de encuestas, se había convertido en una práctica recurrente en muchas compañías, como una muestra de la preocupación de los líderes sobre su impacto en el negocio.


No menor ha sido para todos nosotros el transcurrir estos dos años, que por sobre todo y más allá de las circunstancias particulares, nos hicieron dar vuelta nuestra mirada y atención hacia temas a los que apenas nos acercábamos: nuestra salud física y emocional, nuestra familia, nuestros vínculos con los otros, nuestra búsqueda de sentido en lo que hacemos y somos. No me refiero a que no los consideráramos aspectos importantes, sin embargo los hemos redimensionados y en nuestras acciones de hoy resultan determinantes al momento de dirimir situaciones.


En parte, esto explica las renuncias masivas y THE GREAT DISENGAGEMENT.


Volver más humanas a las organizaciones posiblemente nos ayude a generar una nueva y renovada conexión. Creemos que el humanismo en complementaria sinergia con la digitalización constituye una respuesta y eventualmente abre la puerta a una serie de soluciones.


Ahora bien, ¿Cómo se expresa el humanismo en nuestro ser y hacer en la organizaciones?¿Cómo convertimos en acciones nuestro pensar y sentir?


¿Estará la clave en lo que Edgar Schein llamó las dos caras de una misma moneda: LA CULTURA y EL LIDERAZGO?


Líderes que conozcan a su gente, que dialoguen genuina y oportunamente con sus equipos, que tomen decisiones basadas en valores, que eleven el sentido humano, que comprendan el impacto de la digitalización en el quehacer presente de sus equipos y en el futuro laboral de ellos, líderes que actúen con pasión trayendo el futuro al presente y con compasión, acompañándolos en un contexto de cambios veloces y exponenciales.

Estamos en tiempos de redefinir la fortaleza de carácter y la capacidad de influencia en los líderes a través de su humildad y aceptación de la vulnerabilidad como rasgo de un humanismo genuino.


Culturas que promuevan la Libertad, la inclusión, la transparencia, en donde las personas fluyan haciendo aquello que aman, en las que se sientan psicológicamente seguras, favorecerán ese compromiso. Un compromiso que contribuya al equipo y al negocio y provea de satisfacción personal a cada colaborador.


Hay mucho para seguir reflexionando y mucho más para seguir haciendo EN POS DE HUMANIZAR nuestros negocios.


“Fulfillment is a right not a privilege” SIMON SINEK


La autosatisfacción es un derecho y no, un privilegio.


147 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page