top of page
  • Foto del escritorSusana von der Heide

DEL EFECTO WOW A LA ACCIÓN. La inspiración te sorprende, la conciencia de anticipación te transforma

Founder & Thinking Partner en VON DER HEIDE #HRinfluencersLatAm


Si la velocidad exponencial de las transformaciones que nos revela la tecnología y la ciencia nos ubica sólo en la platea observando como espectadores, en lugar de impulsarnos a reubicarnos en el escenario del nuevo presente, somos rehenes pasivos del efecto wow de la inspiración.

El mindset digital aplicado a los negocios imprime velocidad y respuestas correlacionadas que ponen a los equipos de profesionales ante la exigencia irrenunciable de una radical transformación y adaptación individual. Por otro lado, la vida cotidiana y el nuevo mundo del trabajo plantea preguntas y dilemas cuya respuesta no suele estar en la academia o en el pasado.

Nos constituimos como receptores permanentes de estímulos fragmentados de expertos investigadores y científicos de diferentes campos. Desde las neurociencias que muestran –hasta hoy- el lado oculto del cerebro, hasta la robótica y la inteligencia artificial que se están ubicando, cada vez más, al servicio de los humanos y a facilitarnos muchos aspectos de nuestra vida.

En un futuro, la interfaz cerebro-máquina podría traernos posibilidades ilimitadas de memoria o tener visión nocturna, entre otras cosas, lo que nos abre la puerta a modificar nuestra biología fundando el concepto Homo cyberneticus o centauro. Todo esto nos interpela y al mismo tiempo nos provoca de alguna manera.




No podemos evitar el “efecto WOW” ante ¡tanta disrupción!
Pero, si la inspiración no termina en transformación, llega la frustración.

El destino final de la inspiración debiera ser la transformación de nuestro mindset, motor fundamental para poder accionar.

De lo contrario el riesgo es importante: quedar encantados y atrapados en el efecto del observador ante el avatar, cuando en cambio, necesitamos salir a la acción y empezar a ensayar la relación H2M, human to machine, como una nueva manera de ser humano o humanistas, co-existiendo y co-creando de la mano de la tecnología.

¿Podemos llevar el proceso de transformación a un nivel consciente y fluir en él?

Los estímulos inspiracionales, aquellos que tienen "efecto wow" son casi permanentes, pero requieren de una predisposición consciente y determinante hacia la acción para incorporarlos efectivamente en pos de la transformación de nuestro mindset.

¿Cómo es el proceso?


1 - Vivimos rodeados de proveedores espontáneos de noticias que producen elementos atomizados del futuro que impactan nuestros sentidos. La neurociencia los llama fotogramas -imágenes aisladas que guarda nuestra memoria. Provienen de fuentes afines o no a nuestro foco de actuación y en la mayoría nos cuesta discernir si son producto del presente o futuro. Vivir en experimentación permanente plantea la duda respecto de la temporalidad de la hipótesis que está atravesada por la celeridad exponencial en su postulación. Es que lo que cambió, además, es el ritmo del método científico, el estado Beta es una constante que se incorpora.

2 - Una predisposición, un estado de atención y una actitud libre de prejuicios y cargada de curiosidad convertirá a esos estímulos atomizados en elementos activos que producirán destello de iluminación y ganaremos conciencia de anticipación. Estadío fundamental para combatir el escepticismo y contrarrestar nuestro sistema límbico cada vez que se defienda ante lo nuevo.


3 - Las micro-acciones estratégicas aparecen gracias a la integración de los elementos activados del futuro con nuestro propósito. Todas las personas organizamos nuestras creencias o nuestro mindset en torno de un propósito que le da unidad de sentido a nuestra manera de comunicarnos, de elegir, de responder, de amar y de vivir nuestra vida. Nuestro propósito opera como un mapa de ruta, poniéndonos límites, pero también como nuestro motor para hacer lo que realmente queremos venciendo los miedos o las dudas.

Nuestro propósito captará como un imán aquellas propuestas de futuro con las que se potencie y de allí empezará a surgir nuestro coraje para adquirir hábitos nuevos afines a su naturaleza.

4 - La transformación es el estadío siguiente, que aparece como una nueva identidad marcada por paradigmas innovadores que se asientan a medida que el círculo se vuelve más virtuoso. Así, nuevos elementos del futuro se suman para dar coherencia a las elecciones en diversos ámbitos que dan aviso a nuestro sistema nervioso de que hemos elegido adaptarnos a una nueva realidad.

5 - La transformación del mindset es nuestro ticket al futuro. Y no se adquiere de manera casual sino causal. El proceso de adaptación a la nueva era exige un proceso intencional y consciente. La clave: el ejercicio y la perseverancia. El efecto protector del sistema límbico luego de ser sorteado con perseverancia contará con nuevas conexiones neuronales que lo harán posible. Tal como describe Carol Dweck en su charla T.E.D. “El poder de creer que se puede cambiar” -con más de 9 millones de views desde noviembre de 2014- acerca de cómo la mentalidad de desarrollo se apoya en habilidades que se renuevan.

El destino final de la inspiración es la transformación del propio mindset

La inspiración es un motor de gran potencia. Es una cadena de esperanza y sueños de alto voltaje que combinada con la idea de traer abundancia con nuevas perspectivas logrará, no sólo, el desarrollo individual sino que acelerará el progreso colectivo.

¿Cuál es tu siguiente paso?

13 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page